noviembre 15, 2019
Células del corazón

Células del corazón

Las células del corazón son tan importantes como todos los componentes que componen el órgano, siendo indispensable para su buen funcionamiento.

Son células con muchas similitudes con las fibras de músculos esqueléticos, porque dependen de la presencia de los iones calcio y el ATP para funcionar.

Las células del corazón son ricas en sarcómeros conformados por  proteínas responsables de la contracción muscular, además de dos componentes denominados actina y miosina.

¿Cómo son las células del corazón?

Células del corazón

Su forma es corta y pueden ser ubicadas mediante ramificaciones por toda la zona, con la finalidad de transferir equitativamente todos los componentes necesarios para los distintos procesos.

Al estar ramificadas, conforman una unificación con semejanzas a un enjambre que ayuda a mejorar su contacto y organización.

¿Cómo se comunican las células del corazón?

La comunicación de las células del corazón se realiza a través de los poros en la membrana denominada uniones de GAP.

Este mecanismo permite la transmisión de señales eléctricas, sin la necesidad de utilizar neurotransmisores.

El miocardio funciona como una unidad coordinada porque todas las células del corazón se despolarizan, de hecho ante una contracción se produce este fenómeno cardíaco.

Las células de corazón contienen un depósito membranoso, igual que en el retículo endoplásmico presente en otras células. Su función es para almacenar y liberar componentes con iones calcio.

Importancia de las células del corazón

Al igual que otras zonas del cuerpo, estas células son fundamentales en el desarrollo de los procesos cardiovasculares.

Al igual que los músculos, las arterias y membranas que conforman el corazón, las células del corazón son las responsables del proceso de contracción y estímulos eléctricos.

Una de sus particularidades biológicas es que al estar enlazadas al estilo enjambre, permite que todo el órgano esté en constante organización para emitir las respuestas en el tiempo perfecto.

A su vez, las células del corazón se encuentran conformadas por células cardiacas musculares, miofibrillas, sarcómeros, filamentos y otros componentes que construyen el sistema celular.

¿Qué son células del corazón musculares?

Células del corazón

Este tipo de células se encuentra para desarrollar las acciones de un músculo ventricular y para transmitir descargas eléctricas negativas en el órgano.

Aproximadamente unos 85 mil voltios son desprendidos en cada latido en dirección a la membrana más cercana.

Luego, la misma al sentir la descarga se eleva hasta dar un valor positivo de unos 20 mil voltios, para emitir por término otra cantidad aproximada de 155 mil voltios.

Si el corazón no emite las  descargas eléctricas necesarias, el proceso del bombeo carecerá de fuerza y por ende, la sangre no podrá llegar a las zonas del cuerpo más alejadas produciendo otras complicaciones.

¿En qué consisten las miofibrillas?

Dentro de la composición de las células del corazón están las miofibrillas, son las responsables de la contracción cardíaca.

Las contracciones consisten en todas las acciones que ejecuta el corazón durante un latido, su finalidad es que la sangre circule en el cuerpo humano.

A su vez, las miofibrillas son ricas en sarcómeros y monofilamentos de miosina (son los componentes gruesos) y actina (son los componentes finos).

Los filamentos tienen una organización, el proceso inicia cuando seis de los monofilamentos de actina rodeen a uno de miosina.

La contracción se produce como resultante de un rose o deslizamiento entre ambos componentes.

Este proceso debe ser realizado en el tiempo preciso, un adelanto en el movimiento podría producir complicaciones médicas o anomalías en el paciente que podrían matarlo.

Además, dentro de las miofibrillas están involucradas las proteínas tropomiosina y troponina que ayudan a aligerar el proceso  de contracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *