julio 20, 2024
Inmunoterapia Definición y funciones

Inmunoterapia: Definición y funciones.

El sistema inmune es toda una maravilla. Su capacidad es tal que este puede hacer frente a una gran cantidad de padecimientos. Es por eso que aquí te hablaremos sobre qué es la inmunoterapia y cómo puede ser un tratamiento potencial para enfermedades como el cáncer.

¿Qué es la inmunoterapia?

Antes de hablar sobre qué es la inmunoterapia es importante conocer cómo funciona el sistema inmune. El sistema inmune se conforma de glóbulo blancos los cuales se encargan de combatir y eliminar enfermedades causadas por patógenos como virus, bacterias e incluso, combatir a las células cancerígenas.

Allí es donde entra la inmunoterapia, ya que esta se encarga de suministrar sustancias naturales o producidas en laboratorio para fortalecer al sistema inmune. Básicamente se trata de darle herramientas adicionales a las defensas del cuerpo para que estas puedan buscar y destruir a las células cancerígenas utilizando nuestro mismo sistema inmune.

Una de las características más importantes de la inmunoterapia está en los distintos tipos de tratamientos que existen. Tanto se puede enfocar la inmunoterapia para inhibir el crecimiento de las células cancerígenas como para destruirlas, utilizando distintas terapias y vectores como glóbulos blancos, virus y células T.

También te puede interesar: Cáncer hereditario y su definición

¿Cuándo se aplica la inmunoterapia?

La inmunoterapia tiene la ventaja de poder utilizarse en distintos tipos de cánceres y diferentes pacientes. Como condición, se requiere que el paciente haya recibido al menos la primera quimioterapia como parte del tratamiento para combatir el cáncer.

De igual forma, los especialistas se encargarán de analizar el tipo de cáncer, su estado, la agresividad del mismo, así como la situación del paciente para determinar cuál es la mejor opción de inmunoterapia. Estos estudios también permiten determinar cuál será el cronograma a seguir para este tipo de terapia garantizando así que realmente ayude al sistema inmune.

En cuanto a la modalidad de administración, debes de saber que esta dependerá del tipo de tratamiento a recibir. Actualmente encontramos inmunoterapia administrada por intravenosa, oral, tópica e incluso, inmunoterapia Intravesical, la cual se administra directamente en la vejiga. La aplicación dependerá de la ruta que seguirá la inmunoterapia y el estado del cáncer.

¿Qué cánceres se tratan con inmunoterapia?

Una de las principales ventajas de la inmunoterapia es el hecho de que, en la teoría, cualquier tipo de cáncer se puede tratar bajo esta modalidad. Esto debido tanto a la capacidad que tiene esta terapia como el mismo sistema inmune para ajustarse a la clase de tumores y su agresividad.

De acuerdo con organismos de investigación y salud, los distintos tipos de inmunoterapias son efectivas para tratar los siguientes cánceres:

  • Cáncer de cabeza y cuello.
  • Cáncer cerebral.
  • Cáncer colorrectal.
  • Cáncer de cuello cérvico uterino.
  • Cáncer de hígado.
  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer de estómago.
  • Cáncer de mama.
  • Cáncer infantil.
  • Mieloma múltiple.
  • Cáncer de ovarios.
  • Cáncer de páncreas.
  • Cáncer de pulmón.
  • Cáncer de próstata.
  • Cáncer de vejiga.
  • Cáncer de útero.
  • Cáncer renal.

Como puedes ver, existen diferentes tipos de cánceres que se pueden tratar a través de la inmunoterapia. La elección de este tratamiento dependerá de múltiples factores como lo es el estado del cáncer, su agresividad, tumores, las condiciones del paciente, si ha recibido quimioterapia, etc.

Además de que se ha trabajado con la finalidad de buscar que la inmunoterapia sea más eficiente para así utilizarse en más casos.

¿Qué tan efectiva es la inmunoterapia?

De acuerdo con investigaciones, la inmunoterapia ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento del cáncer. Se ha reportado que hasta el 20% de los pacientes han mostrado respuestas al uso de fármacos y tratamientos enfocados al fortalecimiento del sistema inmune.

Además, se ha encontrado que a largo plazo, 1 de cada 4 pacientes han mostrado mejora y buenos resultados siempre y cuando el tratamiento sea a largo plazo. Si bien la inmunoterapia no plantea ser la cura definitiva al cáncer, se ha encontrado que es una gran ayuda o un excelente tratamiento que puede ayudar a combatirlo.

Vale la pena recordar que la inmunoterapia es un camino más a combatir el cáncer por lo que este se debe de enfocar de forma multidisciplinaria y tomando en cuenta distintos tratamientos complementarios. Por ello es que la quimioterapia, por ejemplo, resulta tan importante para suministrarse un tratamiento de inmunoterapia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.