enero 26, 2021
cómo se extraen las células madres

Para que sirven las celulas madres y cómo se extraen

Las células madres, por sus cualidades y características, se han convertido rápidamente en el foco de interés de la medicina del futuro. En especial, la regenerativa, para sustituir a los tejidos muertos y células que cumplen ciertas funciones esenciales.

Sin embargo, poco se ha hablado de sus usos, cómo se extraen y de dónde provienen realmente. Así que, con este artículo, pretendemos cubrir nociones básicas de las populares células madres, que son solicitadas en operaciones y trasplantes.

¿Qué son las células madres?

Las células son unidades que, entre otras cosas, nos mantienen vivos. Estamos inundados en nuestro sistema con un impresionante grupo de células, que varían en tamaño y ubicación, pero que tienen ciertas cualidades: un núcleo, material genético y coordinación.

células madres

Sin embargo, aunque son importantes y cumplen funciones esenciales, lamentablemente no viven para siempre, ya que no se reproducen. Claro, a excepción de las células madres, que como podrías deducirlo por su nombre descriptivo, dan a ‘luz’ nuevas células en el sistema.

Son las consentidas del cuerpo, ya que pueden regenerarse, sustituir varias funciones de otras células, como las del torrente sanguíneo, y pueden tratar enfermedades inmunes o que ocasionan daño en el tejido copiando y multiplicándose exponencialmente.

Características de las células madres

Para entender en profundidad sobre las células madres, es necesario saber características y cualidades asociadas a su naturaleza. Algunas las hemos mencionado, pero valen la pena entrar en detalles.

Propiedades regenerativas y reproductivas

Esto es parte de lo que convierte a las células madres en organismos vivos especiales. Son capaces de regenerarse cuando sufren daños, mientras se reproducen creando copias en una determinada zona del sistema nervioso y diferentes áreas del cuerpo.

Propiedades inmunomoduladoras

Las propiedades inmunomoduladoras de las células madres les permite actuar y responder a enfermedades que atacan al sistema inmune, aumentando las respuestas de las otras células en el proceso. Esto, a su vez, es beneficioso al combatir enfermedades como el cáncer, infecciones y para crear anticuerpos.

Versátiles, no especializadas

Las células normales son especializadas, es decir, cumplen una función en específico. Los glóbulos rojos, por ejemplo, se encargan de transportar por el torrente sanguíneo el oxígeno que requiere el cuerpo. Pero no puede realizar funciones de otras células, como las del sistema nervioso. Sin embargo, las poderosas células madres no son especializadas, y pueden cumplir con las funciones que otras células han dejado de realizar.

Conversión celular

Esta es una característica que se asemeja a la anterior, y es que siendo no especializadas, entonces se pueden convertir en otros organismos vivos. Cerebrales, musculares y sanguíneas son un ejemplo. Es decir, nacen como una célula madre, y luego se convierten en especializadas para sustituir las que fallecieron.

Tipos de células madres

No existe un solo tipo de célula madre, aunque conservan las características mencionadas anteriormente. Solo que en menor o mayor grado y método de obtención.

Células madres embrionarias

Son las células que se extraen directamente de los embriones, mientras se encuentra formando un próximo ser vivo. Ya que el cuerpo envía varias células madres al útero para que el feto se desarrolle. Estas son versátiles, logrando convertirse en cualquier célula del organismo. Si te preguntas el proceso, en realidad, los institutos clínicos suelen usar fetos in vitro, que son óvulos ya fecundados que fueron extraídos de las madres.

Células madres adultas

Estas son las células madres que encontramos en el cuerpo, paseando en diferentes zonas, buscando sustituir a las células normales dañadas y así convirtiéndose en especializadas. Sin embargo, se encuentran limitadas en la conversión, ya que solo son compatibles con algunos organismos vivos, como sanguíneas y de piel. Existen otras células que no pueden nacer desde esas unidades adultas.

trasplante de células madres

Artificiales e inducidas

Mediante la investigación, las células normales pueden convertirse en células madres, adoptando ciertas características. Dado que son inducidos por los humanos, se conocen como artificiales. Logrando reparar zonas dañadas en el organismo. También hay que destacar que son como las embrionarias, pluripotentes, transformándose en todas las células del cuerpo.

Cómo se extraen las células madres

No existe un solo método para extraer a estas beneficiosas células. Cambian drásticamente, tanto en volumen como tipo, con estas técnicas de extracción. Veamos cuáles son.

  • Médula ósea. Para este método, los pacientes se acuestan dejando al descubierto la columna donde se realizan dos orificios y se aspiran en la medida de lo posible, el mayor número de células posibles. Luego se almacenan en un congelador, esperando para su investigación o su trasplante.
  • Sangre. Mediante la inyección en las venas periféricas, que son las extremidades superiores a la altura del codo, como las del dorso y el antebrazo, se pueden extraer células madres que circulan por el torrente. Lamentablemente, la concentración es menor a todos los métodos conocidos.
  • Embriones. Como mencionamos, una de las formas de extraer células madres es mediante los embriones. Aunque, también desde el cordón umbilical. Cuando las madres dan a luz, se toma el cordón de la madre, inyectando una jeringa especial para aspirar la sangre que se encuentra inundada de células madres.

Para qué sirven las células madres

El interés por las células madres no es solamente un capricho. Dada esas características que hemos detallado en toda la nota, resultan de interés en la medicina regenerativa, ya que se pretende emplear a las unidades para curar enfermedades que, dado que las células normales no pueden reproducirse, ocasionan daños en el tejido, los músculos y en el cuerpo.

Entre las enfermedades que actualmente se tratan, o pretenden tratar, con las células madres, tenemos: alteraciones inmunes que, principalmente, aparecen debido a la falta de células sanas. Daños cerebrales, enfermedades de presión arterial, cardíacas y daños en la médula espinal. También se usan para el tratamiento de lesiones, sobre todo donde han quedado dañados los tejidos y organismos.

uso de las células madres

Sin embargo, la práctica por ahora se encuentra en pleno conocimiento. El verdadero uso, actualmente, se encuentra más enfocado a la investigación medicinal. La biología, una rama de la ciencia que se centra en estudiar la estructura de los seres vivos, experimenta con las cualidades, notando su comportamiento en el cuerpo humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *