noviembre 15, 2019
Células del hígado

Células del hígado

Las células del hígado son las responsables de los procesos de purificación sanguínea y la absorción de algunos nutrientes a través de las funcionalidades que ejecuta el órgano.

Muchas personas ven el hígado como una parte del cuerpo secundaria, cuando en realidad es el tercero más importante que podría producir hasta la muerte.

¿Qué es el hígado?

Células del hígado

El hígado es el órgano responsable en la secreción de grasas y otros componentes que sirven para la digestión de las comidas.

También ayuda a asimilar las proteínas plasmáticas, el almacenamiento de minerales, vitaminas, componentes desintoxicantes y glucógenos.

En relación a la sangre, el hígado está en capacidad de eliminar sustancias que pueden ser perjudiciales para el organismo, estando en la lista el alcohol o el exceso en comidas grasosas.

Las enfermedades vinculadas al hígado pueden ser mortales, porque a falta de la capacidad purificadora en la sangre, más la poca absorción de algunos minerales el cuerpo no lo soportaría.

En la parte derecha superior del abdomen, debajo del diafragma se encuentra el hígado.

¿Cuáles son las principales células del hígado?

Células del hígado

Existen muchos componentes que constituyen al órgano, pero son las células del hígado las que se encargan de su buen funcionamiento.

Entre todas destacan las siguientes:

Hepatocito

Los hepatocitos son las que componen más del 80% de las células del hígado. También disponen de células poliploides y de un nucléolo de grandes proporciones.

Al nivel celular, se conforman por un citoplasma acidófilo con cuerpo de basófilos, es considerado rico en un componente denominado orgánulos.

Además del citoplasma, también contiene niveles de glucógeno y grasas que ayudan en los procesos de digestión.

En cuanto a la membrana plasmática de los hepatocitos, transcendió que tienen un dominio sinusoidal con microvellosidades que mantienen el poder en la zona lateral para su conexión con otras células.

La membrana plasmática de dos hepatocitos en seguidilla, producen una delimitación en el canalículo donde es segregada la bilis.

Entre sus funcionalidades está la síntesis de proteínas, manejo del metabolismo de hidratos de carbono, catabolismo de medicamentos, formación de la bilis y gluconeogénesis.

Células de Kupffer

Este tipo de células del hígado son abundantes en macrófagos fijos, están adheridas al endotelio y van hacia el sistema fagocíticos mononuclear donde transmiten las prolongaciones hacia el Disse.

Son las responsables de la eliminación de sustancias malignas, partículas extrañas o innecesarias en la circulación sanguínea, a través del proceso de fagocitosis.

Esto incluye las células que pueden sufrir alteraciones, los eritrocitos envejecidos o las bacterias que puedan llegar al hígado y afecten en el desarrollo del órgano.

Células hepática estrelladas o de Ito

Atribuyendo a su nombre, este tipo de células del hígado tienen forma de estrella, y su principal funcionalidad es almacenar lípidos y vitaminas del grupo A.

Es considerado como la principal reserva de la vitamina en el cuerpo.

Tras una enfermedad en el hígado, estas células ayudan en el proceso fibrogénico o de reconstrucción de la zona afectada, activando capacidades contráctiles,  proliferativas y profibrogénicas.

En relación a los momentos de cicatrización, las células del hígado en forma de estrella desprenden una cantidad considerable de proteína de su matriz extracelular, especialmente colágeno del tipo I.

Células endoteliales

Son aquellas que tapizan la luz proveniente de los sinusoides, su citoplasma fenestrado o con poros, penetran a través de los componentes de la sangre que van hacia la membrana sinusoidal.

Células ductales

Las células del hígado ductales son las que forman pequeños ductos o canales que ayudan a la libre circulación de la bilis.

También puede trasladar otras sustancias del tejido hepático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *