noviembre 15, 2019
Células cebadas

Células cebadas

Cuando hablamos de células cebadas o mastocitos como también son conocidos, se hace referencia a células que pertenecen al sistema inmunitario. En este caso nos centraremos en todo lo relacionado con este tipo de células, como su función, localización, morfología, etc.

Origen de las células cebadas

Comenzando con lo que sería el origen de ese tipo de células, tenemos que las mismas se originan en la médula ósea a partir de precursores mieloides CD34+ y CD117+. En este caso el basófilo sale de la médula ósea en estado maduro, mientras que las células cebadas circulan en su forma inmadura.

Debemos tener en cuenta que los mastocitos juntos con los basófilos, comparten una única célula progenitora, siendo la célula progenitora de basófilos/mastocitos, los cuales a su vez provienen directamente de la célula progenitora mieloide.

Ten en cuenta que la formación de los mastocitos requiere la expresión por parte de las células progenitoras de un factor de transcripción, que se conoce como proteína alfa de unión CCAAT/Amplificador. Es importante saber que cuando las células progenitoras no lo expresan, las células se quedarán únicamente predestinada a diferenciarse en basófilos.

¿Qué son las células cebadas?

Qué son las células cebadas

Estas células también reciben el nombre de mastocitos, y son células que se pueden encontrar en el sistema inmunitario, estando originadas por células hematopoyéticas. Las mismas son originadas en las células madres de la médula ósea, encontrándose en la gran mayoría de los tejidos del cuerpo.

Algo por lo que son conocidas esta tipo de células, es por estar relacionada con las alergias, la anafilaxia, artritis, el cáncer, etc. No obstante, debemos tener en cuenta que estas células juegan un papel importante, cuando se trata de defender el cuerpo de bacterias, parásitos y venenos.

Estas son células que pueden sintetizar y almacenar diversas sustancias como las monoaminas bioactivas, algunas citocinas, etc.

Características de las células cebadas

Para empezar debemos saber que estas células tienen un núcleo central con un tamaño medio, teniendo la cromatina desespiralizada. Cuando se trata de microscopía óptica, en este caso solo se pueden distinguir en el citoplasma unos gránulos, que tienen un gran tamaño.

Los mismos se presentan rodeados de membrana, que son visibles con la técnica del PAS. Los gránulos que mencionamos tienen una propiedad, que es la de ser metacromático, por lo que tiene la capacidad de cambiar el color por el colorante en el que son teñidos.

Un claro ejemplo de lo mencionado, es cuando se usa la tinción azul de toluidina, en este caso se puede apreciar como los gránulos pasan a teñirse de un color púrpura. El mismo proceso puede suceder con otros tipos de colorantes, por ejemplo con el Giemsa y el Azul de Metileno.

Por otro lado si llegamos a usar una microscopia electrónico, podemos notar como en el citoplasma hay unos pequeños vestigios de aparato de Golgi y de retículo endoplasmático rugoso (RER), el cual no se encuentra muy bien desarrollados.

Esto no quiere decir que las células pueden llevar a cabo su labor de síntesis. Sin embargo, si hace muy difícil la tarea de lograr diferenciar cuales son los gránulos de las vesículas de RER y Golgi. Se debe mencionar que el contenido de los gránulos es muy denso, el cual pueden incluso formar agregados o láminas. Por otro lado podemos observar como su citoplasma es acidófilo, contando con abundantes gránulos metacromáticos al azul de toluidina.

Ha todo esto es importante que conozcamos cuál es la composición de los gránulos de los mastocitos. Para empezar los mismo tienen un elevado nivel de histamina y heparina, ambos componentes importantes, que influyen en la reacciones de la inflación.

En el caso de la heparina, se trata de una sustancia con gran acción anticoagulante, por su lado la histamina es aquella que tiene una acción vasodilatadora y pueden aumentar la permeabilidad vascular.

Función de las células cebadas

Función de las células cebadas

Antes de conocer su función es importante, saber dónde se pueden encontrarse las células cebadas en mayor cantidad. La mayor cantidad de estas células está presente en lugares como la piel, en las mucosas del tracto digestivo y en las vías aéreas.

En lo que respecta a su fisiología estas se encargan de sintetizar y almacenar histaminas, encontrándose esta última en la mayoría de los tejidos de los cuerpos, sobre todo por debajo de las superficies epiteliales, cavidades serosas y alrededor de los vasos sanguíneos.

Como mencionamos antes estos son conocidos por su relación con las alergias, y es que en este caso cuando hay una respuesta alergia. Un alérgeno estimula la liberación de anticuerpos con una determinada especificidad, que va dirigida contra el antígeno, uniéndose a la superficie de los mastocitos.

Hay que tener en cuenta que al hablar de mastocitos o células cebadas, hacemos referencia a un tejido conectivo que tiene gránulos ricos en histamina y heparina. Teniendo especial importancia los mastocitos en la protección del organismo, puesto que están relacionadas en la comunicación intercelular como puede ser la curación de las heridas y en la defensa contra los patógenos, en este último caso tenemos a los parásitos helmintos.

Aparte de lo mencionado las células cebadas, también desempeñan un papel importante en el proceso de las alergias y en la anafilaxia. Debemos saber que estas presentan todos sus receptores RcEI de IgE ocupados por anticuerpos con epítopes, destinados para distintos antígenos.

En los casos donde los antígenos se unen a las porciones variables de la IgE que están adheridas al receptor en el mastocito, ocurre un entrecruzamiento con el cual la célula libera de golpe todo su contenido endocrino. Como resultado de todo esto se termina provocando un shock anafiláctico.

Aparte de lo mencionado debemos tener en cuenta que cuando hay una unión del antígeno a la IgE no se índice la degranulación del mastocito. En este caso podemos decir que es el entrecruzamiento de sus receptores.

Enfermedades relacionadas con las células cebadas

Un problema en particular que se relaciona con los mastocitos, son los tumores, en este caso estamos hablando de mastocitosis, que es una enfermedad rara caracterizada por la proliferación de estas células.

Hay que mencionar que en este caso hay dos formas, una es cutánea donde se involucra a la piel, y la segunda sistémica donde se ven comprometidos múltiples órganos.

Esta enfermedad está producida porque los mastocitos, al tratar de fagocitar compuesto de gran tamaño, terminan sufriendo una endomitosis, lo que provoca la división del núcleo sin la necesidad de un citoplasma. Todo esto causa mastocitos de gran tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *