noviembre 15, 2019
Células sexuales

Células Sexuales

Los gametos, también conocidos como las células sexuales masculinas y femeninas son aquellas células que se forman en el interior de las glándulas sexuales por un proceso denominado gametogénesis.

Las células sexuales son aquellas células que se encuentran destinadas al proceso de reproducción  del ser humano.  En los hombres se les conocen como espermatozoides y en las mujeres se les conoce como óvulos u oocitos. Son muy diferentes a las células somáticas.

¿Dónde se forman?

Células sexuales

Se conocen como gónadas a los órganos sexuales encargados de la formación de los gametos. Estas son glándulas mixtas que forman parte del aparato reproductor del ser humano.

Los ovarios son dos órganos de forma  ovoide, uno derecho y otro izquierdo, que en la mujer se encuentran ubicados en la pelvis, exactamente en un espacio conocido como fosita ovárica. Estos son los responsables de asegurar los caracteres femeninos y además de producir  los óvulos.

En el caso de los hombres, sus células sexuales  se forman en los testículos. Estos son dos órganos ovoidales  que se encuentran ubicados en el interior de las bolsas escrotales.

Los testículos se encuentran compuestos a su vez por el tejido propio, formado por células espermatogénicas que dan origen a los espermatozoides y por túbulos seminíferos, que son una red de tubos que se encargan del transporte de las células sexuales masculinas.

¿Cómo se forman las células sexuales?

Todas las células sexuales se forman mediante un proceso conocido como gametogénesis, donde la formación de las células  se da mediante la meiosis de células germinales, es decir,  por células precursoras o células madres de los gametos.

La meiosis es un tipo de división celular en donde una célula madre da lugar a dos células hijas que contienen la mitad de su carga genética.

La disminución número de cromosomas es totalmente necesaria, si esto no ocurre, durante la fecundación se podría formar un individuo con el doble del número de cromosomas.

Las células sexuales masculinas se forman específicamente a través de la espermatogénesis y las femeninas se forman a partir del proceso conocido como ovogénesis.

Características de los espermatozoides

Células sexuales

Los espermatozoides son las células sexuales masculinas propiamente dichas. Su función recae en fecundar al óvulo para que se pueda producir el cigoto. Los espermatozoides cuentan con una estructura especial, en donde encontramos:

  • La cabeza, que es el lugar en donde se almacena la carga genética al igual que ciertas enzimas que permiten que este penetre los cúmulos de células que rodean al ovocito.
  • Un cuello, que contienen una alta cantidad de mitocondrias encargadas de aportar la energía necesaria para que los espermatozoides cumplan sus funciones.
  • Una cola, encargada de impulsar el espermatozoide a lo largo de su recorrido hasta la célula sexual femenina.

Los espermatozoides tienen un periodo de vida promedio de 72 horas, aunque esto se ve afectado según el pH de la zona donde estos se encuentren.

Características de los Ovocitos

Los ovocitos u óvulos son las células más voluminosas de una mujer, son grandes y de forma esférica. Se encuentran rodeados por varias capas de epitelio que se encargan de protegerlo, entre estas podemos resaltar:

  • Zona Pelúcida
  • Corona Radiada
  • Células de la granulosa

Todas estas zonas, entre otras, son capas que protegen al oocito. Gracias a las enzimas hidrolíticas que contienen los espermatozoides en su cabeza, estos son capaces de atravesar todas estas zonas.

¿Qué es la Fecundación?

La fecundación es simplemente el proceso que corresponde a la fusión de las células sexuales masculinas con el oocito, es decir, después de que el espermatozoide atraviesa todas las capas que cubren al óvulo, estos se terminan uniendo y a este proceso se le conoce como fecundación.

Este proceso ocurre exactamente en la región de la ampolla de la trompa de Falopio. Una vez que el espermatozoide fecunda al óvulo, comienzan una serie de procesos que darán lugar al cigoto o huevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *